Hace unos años era acusado de causar alteraciones para la salud y era normal que el médico lo eliminara junto al tabaco y las grasas. Hoy en día, aparecen más estudios sumando beneficios frente a sus riesgos. Estas son sus virtudes que debes conocer.Su compuesto principal, la cafeína, es un estimulante psicoactivo con efectos sobre el sistema nervioso que ha sido objeto de numerosos estudios científicos y uno de estos últimos concluye que tomar tres tazas de café al día reduce el riesgo de muerte. Provoca un efecto vasodilatador y parece tener un efecto preventivo en la aparición de enfermedades como la diabetes o algunos tipos de cáncer.

La cafeína actúa en el sistema nervioso bloqueando la adenosina, un neurotransmisor, que hace que aumenten otras sustancias como la dopamina o la norepinefrina, que as su vez aceleran la actividad cerebral. Una situación muy ventajosa para realizar ejercicio, por esta razón muchos deportistas la incluyen antes de una prueba como mejora del rendimiento.

Mejora varios aspectos de la función cerebral como la memoria, los tiempos de reacción, el ánimo, la vigilancia, los niveles de energía y la función cognitiva general. Diversos estudios muestran que los bebedores de café podrían tener un 65% menos de posibilidades de padecer alzhéimer, y entre un 32 y un 60% (según los estudios) de sufrir párkinson. Parece que la cafeína es la principal responsable de esto, ya que los bebedores de descafeinado no muestran ninguna ventaja.

·       La cafeína es una de las pocas sustancias naturales que ayudan a la quema de grasa ya que dispara las hormonas lipolíticas como adrenalina y noradrenalina. Además disminuye la sensación de fatiga, lo que supone una ayuda extra a personas con sobrepeso.

·       Representa la mayor fuente de antioxidantes de la dieta occidental, pues tiene más que la mayoría de frutas y vegetales. Una taza de café contiene micronutrientes importantes como la riboflavina (vitamina B2), ácido pantoténico (vitamina B5), manganeso, potasio, magnesio y niacina.

·       Disminuye el riesgo de padecer diabetes. Aunque no termina de estar claro por qué ocurre hay suficientes investigaciones para afirmar que el café parece prevenir la aparición de la enfermedad. Diversos estudios han mostrado que la gente que consume café tiene un riesgo entre un 23 y un 50% menor de padecer diabetes.

·       Es conocido que la cafeína aumenta la presión sanguínea, pero sin embargo no aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular, sino todo lo contrario, parece que ayuda en la prevención del infarto.

·       Todos estos beneficios se obtienen consumiendo una cantidad óptima y nunca excesiva. Los criterios de los expertos apuestan por tomar entre las dos y cuatro tazas de café al día.

 

 

Compártelo!