El fitball nos puede servir como punto de apoyo, pero aumentando la dificultad del ejercicio. En estos ejercicios el fitball nos servirá como punto de apoyo mientras que nos sujetamos para poder aumentar la intensidad de trabajo.

Sujétate a la espaldera o a un punto fijo como la barra del multipower y túmbate sobre el balón para utilizarlo como superficie de apoyo, la inestabilidad y su movilidad nos ayudará a conseguir nuevos ejercicios. Aquí tienes unos ejemplos.

Este es el ejercicio más complejo y que necesita mayor control postural. Desde la extensión completa, realiza una flexión de cadera, rodillas y brazos rodando con el balón hacia delante.

Cruza una pierna sobre la otra y eleva la cadera flexionando la columna sobre el balón.

Sujétate con una gran amplitud de los brazos con los agarres separados y con las piernas extendidas realiza giros a ambos lados.

Sujeta tus pies en la espaldera y con un disco sujeto en las manos, realiza giros a ambos lados girando la cintura escapular.

Realiza un crunch desde la extensión rodando ligeramente hacia delante.

 

 

Compártelo!