Tan importante es el movimiento de pull (remo) como el de realizar la retracción escapular y sobre todo no desconectarlo cuando aparece la fatiga y se pierde el control.

En este ejercicio se puede apreciar un movimiento muy incorrecto donde además de no mantener una estabilidad lumbar, no se consigue una retracción escapular al final del movimiento. El agarre es incorrecto ya que se sitúa en pronación (palmas hacia delante) lo que no favorece la participación de los rotadores externos. Muy pocos beneficios, muchos riesgos… no compensa.

remo_retraccionAntes de realizar el remo pon énfasis en la acción de activar y generar tensión en toda la musculatura posterior. Para empezar debes realizar un agarre en pronación de la barra (palmas hacia atrás) y seguidamente lleva tus escápulas atrás proyectando el pecho hacia delante. Una vez conseguida esta acción NO debe desaparecer durante las repeticiones. Los hombros deben quedar elevados y la columna extendida y estable.

Observa como la barra pasa muy cerca de las piernas hasta conseguir tocar el abdomen, esto garantiza un pull en todo su recorrido incluyendo los necesarios aductores de escápulas. El agarre supinado facilita que los brazos se desplacen muy cerca del cuerpo y se dispongan en rotación externa.

Existen alternativas muy interesantes como es el remo con dos mancuernas donde existe mayor libertad de movimiento para que cada brazo de forma independiente, con un agarre mas neutro, pueda realizar el movimiento de rotación externa y el recorrido se adapte mejor a la mecánica de la cintura escapular

Compártelo!