Exceptuando la etapa de la adolescencia, la hormona del crecimiento (GH) se segrega en cantidades mínimas. Sin embargo, has factores que la estimulan, descubre cuales son y como puedes incluirlos en tus hábitos deportivos y estilo de vida.

Para que se produzca un aumento de la masa muscular, es necesario un clima hormonal adecuado. La hormona del crecimiento (GH) es la principal responsable de esta hipertrofia muscular. Aunque está influenciada tanto por la edad como por el sexo, y se calcula que la secreción es de 0,4 – 1,0 mg/día en el varón adulto, con valores más elevados en los adolescentes, debes saber que a través del entrenamiento y la alimentación puedes estimular la secreción endógena de esta importante hormona.

Aquí te doy algunos consejos para que puedas aprovechar al máximo tu producción endógena de esta hormona milagrosa:

 

–          Entrena duro. Para que el entrenamiento de fuerza tenga un efecto estimulador sobre la liberación de GH es importante utilizar cargas elevadas entre 6 y 10 repeticiones máximas y períodos de descanso de no más de 1 minuto.

–          Duerme profundamente. La secreción de GH por la hipófisis es pulsátil. Durante el día se producen pequeños episodios de secreción de GH, el mayor de los cuales tiene lugar entre los 60 y 90 minutos después del comienzo del sueño, que corresponde a la fase de sueño profundo (ondas lentas en el EEG).

–          Cuidado con los carbohidratos. La secreción de GH es estimulada por la hipoglucemia e inhibida por la hiperglucemia. Esta es una razón más para no abusar de los carbohidratos antes de ir a dormir.

–          Supleméntate con aminoácidos. La presencia de aminoácidos (sobre todo la arginina) estimulan la producción de GH.

Compártelo!