Muchas mujeres deportistas y activas, deciden someterse a una operación de aumento del pecho con implantes. Aunque es una intervención relativamente sencilla, muchas mujeres tienen ciertos repararos y dudas a la hora de realizar ejercicio.

En este tema el cirujano siempre tendrá la última palabra ya que es la persona que mejor conocerá la situación y características de la paciente. El principal factor de influencia a la hora de retomar la actividad normal es el tipo de intervención. Los implantes submusculares (por debajo del músculo pectoral) necesitan más tiempo de reposo por su agresión al tejido muscular y conectivo, que los subfasciales y subglandulares (por encima del músculo) donde la intervención es menos agresiva.

 

Antes y despues de una operación de aumento de pecho

Lo cierto es que como en casi cualquier intervención lo mas cómodo y seguro es proponer el reposo durante un periodo de tiempo largo que evite problemas y retrase la recuperación. Pero al igual que sucede con el reentrenamiento en deportistas, si la persona es activa, su sistema muscular está mucho mas preparado para afrontar un recuperación activa más que pasiva. Esta opción, además de posiblemente facilitar la recuperación (siempre que esté bien orientada), favorecerá una integración mas rápida de la paciente en sus hábitos y costumbre cotidianas, retomando su actividad laboral y deportiva de forma más rápida.

 

Una movilización adecuada de articulaciones y músculos, favorecerá el aporte de nutrientes, evitará acortamientos y formación de adherencias. Pero como apuntaba, siempre y cuando se propongan contenidos adaptados a la situación específica y la paciente afronte este periodo con sentido común.

 

 

Mejor opción de implantes en mujeres deportistas

Existen tres posiciones anatómicas para la colocación del implante. En mujeres deportistas es conveniente saber cómo puede afectar a la práctica deportiva cada tipo de intervención.

  • Subpectoral. El implante se sitúa bajo el pectoral mayor. Es la opción más utilizada. Con esta localización anatómica, parte del cuadrante inferior externo del implante se encuentra en posición subglandular ya que el pectoral no cubre todo el seno.
  • Subglandular. El implante se aloja entre la glándula mamaria y la zona muscular.
  • Subfascial. Esta opción sitúa el implante por debajo de la fascia del pectoral mayor. Al igual que en la opción submuscular parte del implante estará en posición subglandular.
Anatomia del pecho sin implante

Implante subglandular, la protesis se sitúa

por encima del músculo pectoral

Implante subpectoral, en este caso la prótesis

se situa por debajo del músculo pectoral.

 

Práctica deportiva después de la intervención

Cada caso es diferente, dependerá de varios factores, pero podrás practicar tu deporte habitual sin problemas. Tan solo debes tener en cuenta algunos aspectos según la actividad realizada.

Musculación: En casos de mujeres con gran tono muscular y que entrenen el desarrollo de la fuerza, la colocación de implantes submusculares puede no ser adecuada el desarrollo muscular del pectoral podría ocasionar que la prótesis subiera, empeorando el aspecto estético. En estos casos es mejor colocar los implantes en el plano subfascial o sublandular. En esta posición se suele poder reanudar la actividad física relativa al pectoral a las tres semanas. Posteriormente, no tendrán ningún inconveniente en realizar ejercicios de fuerza, el implante no limita su recorrido articular.

Carrera: Para correr o practicar actividades que impliquen impacto contra el suelo, como la carrera o el baile, es conveniente asegurar una buena sujeción, de esta forma evitaremos distender el tejido conectivo por la acción de la gravedad en cada impacto del peso corporal. Si que es recomendable esperar al menos un mes tras la cirugía., aunque lógicamente esto depende del volumen del implante.

Baile: Los implantes variará ligeramente el centro de gravedad e inercias en movimientos rápidos como en los giros, algunas bailarinas profesionales necesitan de un periodo de adaptación. Cuando se utiliza la axila como vía de acceso, en ocasiones se producen adherencias en la cicatriz, o cuerdas cutáneas, que limitan la movilidad del hombro.

Natación: El implante variará las condiciones de flotación, se debe tener en cuenta si es una nadadora profesional. A nivel de movilidad cuando hay cicatriz axilar nadar a crol o espalda puede resultar molesto las primeras semanas. La intervención no debería afectar, ni limitar la práctica de la natación, sin embargo si que es recomendable esperar a que la cicatriz esté totalmente seca y cerrada, en las piscinas existe un riesgo elevado de infección para la cicatriz, sobre todo en el caso de la axila. Es conveniente esperara al menos dos meses antes de introducirse en piscinas.

Deportes de raqueta: Puede jugarse al tenis, padel, squash o cualquier deporte de raqueta o pala después de una cirugía de aumento de pecho sin ningún problema. Dependiendo del volumen la deportista notará ligeras variaciones del peso y movimiento en el golpeo.

Estiramientos: Es recomendable realizar estiramientos del pectoral mayor, el tiempo estará lógicamente asociado al tipo de intervención. A partir de las dos semanas en prótesis subglandulares, unas tres semanas en prótesis subfasciales y cuatro semanas en prótesis submusculares. Lo ideal son estiramientos pasivos sin llegar al límite articular, peo posteriormente un trabajo de musculación con cargas muy ligeras, también conseguirá el estiramiento del músculo y del tejido conectivo.

Submarinismo: Existe la falsa creencia de que los implantes podrían sufrir daños con el aumento de presión a profundidades considerables. Con el aumento de presión se producen pequeños aumentos de volumen en los implantes, al formarse burbujas de aire en los mismos, sin embargo este efecto no dañan los implantes ni los tejidos corporales. Las mujeres operadas de aumento de senos, pueden bucear sin problemas. Si que es cierto que los implantes puede variar las condiciones de flotabilidad, lo que puede requerir un pequeño periodo de adaptación en las primeras inmersiones.

Deportes de contacto: Las prótesis no se pueden dañar por un golpe sobre el pecho y tampoco se pueden desplazar. Las mujeres pueden practicar boxeo, karate u otros deportes de contacto sin ningún problema.

 

Influencia sobre el deporte de élite.

Lógicamente la colocación de los implantes afectará a la mecánica del movimiento; variaciones en el centro de gravedad, aparición de inercias y flotabilidad, cuestión que puede llegar a influir en el caso del alto rendimiento.

Existen dos razones que no aconsejan la colocación de la prótesis en el plano subpectoral o submuscular en mujeres que realicen especialidades de fuerza:

1. Deformación estética del pecho al hacer una contracción muscular del pectoral, puede hacer que cuando se contraiga el músculo, este arrastre la prótesis hacia arriba.

2. Pérdida de fuerza en el deporte de alto rendimiento. Cuando se va a colocar la prótesis en el plano submuscular o subpectoral, es necesario diseñar previamente un espacio a modo de bolsillo, para ello se desinsertan algunas fibras musculares y se despegan otras de las costillas. Dependiendo de la vía de acceso, el tamaño de la prótesis y la técnica quirúrgica, se des-insertan unas fibras u otras. Esto puede ocasionar pérdida o limitación de fuerza, en alguno de los rangos de movimiento del húmero.

 

La posición anatómica ideal del implante en una mujer deportista sería la subfascial, si no fuera posible, se colocarían en el plano subglandular, de esta forma de descartan los inconvenientes anteriores. También hay que tener en cuenta que una mujer con un gran tono muscular, presentará una recuperación más lenta por ser la intervención mas traumática que en una mujer sedentaria con apenas volumen muscular.

Para asegurar la máxima funcionalidad de las estructuras musculares es recomendable acudir a cirujanos experimentados y con experiencia en la colocación de implantes de pecho a mujeres deportistas.

 

Algunos aspectos que debes tener en cuenta:

  • Evita precipitarte a la hora de iniciar tu deporte habitual. El ejercicio físico puede reiniciarse de manera progresiva al mes de la cirugía.
  • Las axilas podrán depilarse una semana después de la mamoplastia.
  • Durante la primera semana se recomienda duchas rápidas para evitar al máximo el contacto del agua con las cicatrices.
  • Evita las piscinas, saunas y baños prolongados durante los dos primeros meses.
  • Es recomendable realizarse una ecografía al menos cada dos años los diez primeros años de vida del implante y realizarse la primera resonancia alrededor del décimo año de vida de la prótesis.
  • Evita en lo posible dormir de lado.

 

Para saber mas sobre pechos firmes:

Compártelo!