El pasado sábado realizamos la Jornada de Fuerza y pérdida de peso, pusimos un poco de luz en la vía del entrenamiento de fuerza para personas con sobrepeso y una vez más pienso sinceramente que debemos prestar mas atención al último paso, es decir a “traducir” de forma práctica todos los contenidos teóricos que ya sabemos que funcionan

La primera parte de la jornada corrió a cargo del Dr. López Chicharro, una exposición clara y basada en sus experiencias con este tipo de personas, donde nos dio vía libre para trabajar con garantías con el entrenamiento de la fuerza, pero siempre como complemento al trabajo cardiovascular y desde luego al punto clave, la alimentación (que no dietas y suplementos milagrosos)

crossfit obesidadLa palabra clave ya no es qué hacer, sino cómo hacerlo, la mayoría ya tenemos claro (o deberíamos) que el desarrollo de la fuerza resulta un método muy efectivo para ayudar a las personas con sobrepeso en sus objetivos de eliminar grasa y además con innumerables beneficios para su salud, mecánica y postura. Sin embargo, aun veo algunos errores o mejor dicho, aplicaciones de entrenamientos que me cuesta verlos; personas gorditas entrenando con chalecos lastrados, superficies inestables para todo, subiendo y bajando de cajones, press vertical con barra, ejercicios en TRX, abdominales en el suelo, curl de bíceps… prefiero no seguir…

Nuestro reto no está en qué aplicar, sino en cómo aplicarlo. Debemos tener presente que estas personas con sobrepeso presentan numerosas limitaciones anatómicas y mecánicas que reducen sus posibilidades a la hora de desarrollar muchos contenidos de fuerza y sobre todo ejercicios “funcionales”. No todo vale, no todo lo que se demuestra que quema mas calorías ya es justificante para aplicarlo, no por ser un ejercicio funcional es mejor que una máquina, que lo pueda hacer no es garantía de que lo pueda asumir… debemos tener muy presente las cargas que deben soportar estructuras como el cuello del fémur o los discos intervertebrales a nivel lumbar en una persona con sobrepeso, que llegan a multiplicarse hasta por 4 con respecto a una persona normal, por esta razón los apoyos monopodales, subir escaleras y ya no digamos correr, son ejercicios que pueden aportar mas inconvenientes que ventajas, por otra parte una persona con sobrepeso es justo esto una persona que viene con un peso extra, así que… ¿para qué colocarle un chaleco o una barra? La autocarga es más que suficiente para aplicar estímulos de fuerza a sus músculos y carga articular

Además de un diseño acorde a las particularidades mecánicas de este colectivo, es fundamental que lo hagamos… divertido!!!!! La principal causa de abandono es la baja adherencia a los programas de actividad física. No podemos permitirnos ser tan técnicos que lleguemos a ser aburridos, así que utiliza tus conocimientos pero también tus recursos; la música, la interacción en grupo, elementos alternativos, en forma de juego… son elementos tan importantes como los criterios técnicos

Recuerda, no te preguntes tanto qué hacer, pregúntate mejor cómo hacerlo, cómo hacerlo bien, seguro, efectivo, adaptado… ameno, divertido, atractivo, adherente.

Compártelo!