Verduras y pescados son los alimentos que se someten a este proceso de conservación, pero ¿Cuál es la diferencia entre los dos? ¿Es más saludable uno que otro?

Ambos procesos consisten en la congelación del alimento a temperaturas muy bajas (-20ºC), la principal diferencia se encuentra en que la congelación se lleva a cabo de forma más lenta y progresiva que el proceso de ultracongelado.

La congelación, al ser un proceso que lleva tiempo, suele provocar la aparición de cristales de hielo que afecta al alimento, por el contrario en la ultracongelación al ser realizada de forma muy rápida no produce cristales en el alimento, esto consigue mantener intactos muchos nutrientes y la textura y humedad de los alimentos.  Por ello se utiliza para congelar alimentos muy frescos como el marisco y el pescado entre otros. En ambos casos es importante mantener la cadena de frío hasta su consumo.

 

¿Cómo descongelar?

Lo ideal es descongelar lentamente, preferiblemente en el interior de la nevera y con un día de antelación, esto ayuda a mantener intactas las cualidades organolépticas (sabor y aroma) de los alimentos. Otra opción más rápida es sumergirlo bien cerrado en agua fría y cambiarla cada 30 minutos para que continúe con la descongelación. Finalmente está la opción del microondas pero no suele quedar uniforme, es la menos deseable.

 

 

Compártelo!