Todo el mundo lo ha sufrido, ha experimentado lo molesto que es, pero… sabes ¿por que se produce? ¿Por qué aparece sobre todo corriendo? ¿Cómo evitarlo? Vamos a ver qué es el flato, analizar la causa que lo produce y así podrás evitarlo, al menos en la mayoría de las ocasiones.

 

Causas que lo producen

El falto es un dolor punzante y localizado internamente, generalmente en el costado o profundo a la altura del diafragma. La inmensa mayoría de las personas (incluso deportistas experimentados) tienen la falsa creencia de que son gases, de ahí el término flato que proviene de flatulencia.

Hay varias teorías para explicar la causa que lo originan, aunque la mejor aceptada es la que afirma que cuando el estómago tiene algo de contenido en su interior golpea al peritoneo produciendo ese dolor característico interno.

El peritoneo es una membrana muy sensible que rodea al estómago y las vísceras internas. Al realizar alguna actividad que conlleve movimientos oscilatorios o de impacto, si el estómago contiene algo en su interior, se mueve y al tensar los ligamentos consecutivamente o golpear al peritoneo, termina por aparecer ese dolor característico al poco de comenzar la actividad. Por esta razón, el falto está asociado a actividades deportivas enérgicas como la carrera o deportes de equipo, si te das cuenta no suele aparecer en actividades sin impacto u oscilaciones como la bici o natación.

 

Cómo puedes evitar el flato

Lógicamente lo ideal es realizar actividades con el estómago vacío, así evitaremos que oscile en el interior.

  • Es conveniente no comer 2 ó 3 horas previas al entrenamiento, evita sobre todo los alimentos con mucho azúcar, grasa y sal.
  • Es preferible beber con mayor frecuencia y a pequeños sorbos que un gran trago de líquido y comenzar la actividad.
  • El agua no se detiene en el estómago, otras bebidas con azucares como zumos, cafés o refrescos, permanecen mucho mas tiempo en el estómago, evitalas. Lo mejor antes de hacer ejercicio, agua sola.
  • Evita las bebidas con gas, lácteos o malas combinaciones de alimentos.

Te recomiendo que aprendas a activar a tus músculos profundos del abdomen (transverso y oblicuo interno) para en situaciones donde veas que habrá oscilaciones como una carrera cuesta abajo, puedas reducir el diámetro abdominal y así conseguir estabilizar a las vísceras internas.

 

Cuando aparece el flato

Si notas que aparece, no esperes a que aumente de intensidad y que vaya a más, lo mejor es parar la actividad, flexionarse hacia delante y presionar, masajeando la zona dolorosa.

También ayuda respirar muy profundamente, llena tus pulmones de aire y expúlsalo todo, hasta realizar una espiración forzada contrayendo la pared abdominal, hasta que te quedes sin nada de aire dentro.

Si estás en una prueba deportiva y no puedes parar, utiliza esta última técnica respiratoria cada cierto tiempo. Tensar la musculatura abdominal ayudará a estabilizar las vísceras e impedir que sigan produciéndose oscilaciones.

 

 

Otros artículos de interés:

 

 

Compártelo!