La columna representa el núcleo sobre la que se transmiten todas las fuerzas durante la carrera; se encarga de transmitir y compensar las fuerzas entre piernas y brazos y por otra parte absorbe los continuos impactos de cada apoyo. Para proteger a esta importante estructura necesitas un doble trabajo, por una parte mejorar el control postural al tiempo de acondicionas a la musculatura estabilizadora. Incluye estos ejercicios en tu preparación física y tu carrera será mas efectiva y sobre todo, segura

Plancha prono.

Alinea columna y piernas sin arquear tu zona lumbar. Trabaja toda la cadena muscular anterior.

Comienza estático con los dos pies apoyados, posteriormente eleva de forma alternativa los pies pero sin mover tu espalda.

 

 

 

Brazo y pierna contraria.

Sobre dos apoyos, eleva tu brazo y pierna contraria. Activarás a toda la cadena muscular posterior cruzada. Mete tripa para activar a la musculatura profunda del abdomen y evitarás que tu zona lumbar se arquee en exceso.

 

 

 

Elevación cadera en abducción

En posición supina y con las piernas separadas, eleva tu cadera hasta alinear piernas y tronco.

 

 

 

Plancha lateral

Tumbado lateral, mantén alineado tu cuerpo con el brazo en extensión.

 

 

Compártelo!