Parece un push-press pero es uno de los mejores ejercicios de core que puedes realizar.

Ya he advertido muchas veces que el core no hay que machacarlo, hay que integrarlo. Hacer interminables repeticiones no tiene mucho sentido, estar soportando una plancha prono estática tampoco es la mejor opción. Si ya tienes fuerza suficiente, sal de la plancha y utiliza ejercicios que reten la estabilidad y obliguen al bloque funcional del core a un trabajo estabilizador exigente.

Muchos machacan sus abdominales, realizan todo un repertorio de planchas y luego… no tienen estabilidad central al hacer un press vertical…!!! Pues claro, es que no te das cuenta que el trabajo tumbado prono o supino tiene muy poca transferencia a la realidad motriz de los ejercicios que se realizan de pie como un push-press, squat o incluso correr.

Hacer un press vertical exigente como un push-press es una oportunidad única para trabajar el core con exigencia y lo más importante, dentro de su verdadera función. En este video puede parecer que estoy haciendo un push-press pero en realidad es un movimiento para el trabajo del core, el push-press es en este caso un medio y no un fin. Si te das cuenta, lo que hago es mantener varios segundos la posición final donde la carga está elevada, en esta posición es donde los músculos del core tienen que mantener a la columna estable y la cadera neutra, evitando que se produzcan compensaciones como el aumento del arco lumbar, rotación anterior de la cadera o antepulsión. Mantener unos segundos la posición final estable obliga a una intensa activación y control de los músculos abdominales, los oblicuos externos y recto del abdomen “tiran” de la cadera hacia arriba para que no rote y caiga hacia delante mientras que los músculos profundos realizan su función de “faja” natural garantizando la estabilidad de la espalda baja.

Pero ahí no termina todo. Si has observado al final no tiro la barra desde arriba como hacen los necesitados de ego que buscan hacer ruido para que se note que están levantando peso. Si estas fuerte para levantarla sobre la cabeza, también lo estas para no tirarla desde arriba, tu coach también te lo agradecerá. Pero el beneficio está en que bajar la barra con control es otra oportunidad para trabajar la cadena posterior. Deja que trabajen tus erectores, y desciende la barra de forma lenta y controlada manteniendo la estabilidad.

Prueba este tipo de trabajo en tu próximo entrenamiento y serás consciente de los verdaderos requerimientos de los abdominales cuando trabajan dentro de su función.

Compártelo!