El trabajo del core no es solo mejora de la fuerza, sino también un desarrollo del control corporal. No se trata solo de realizar un movimiento, sino también de realizarlo con control y tendiendo en cuenta a los estabilizadores. Si prestamos atención a estos aspectos técnicos, conseguiremos mejorar la fuerza no solo a nivel muscular, sino también a nivel de control motor, es decir, conseguiremos una coordinación intermuscular que transferida a otros deportes significará una mejora en la técnica.

 

Posiblemente pienses que tu necesitas otros ejercicios mas intensos y dinámicos, pero este tipo de ejercicios no solo está indicado para niveles de puesta en forma, sino que también es interesante incluirlo en deportistas experimentados, sonde si que pueden tener elevados niveles de fuerza, pero no de control corporal.

Prueba esta sencilla serie de ejercicios donde se incluyen varios movimientos para trabajar todas las zonas del core.

core-red-control1 En la inclinación lateral conseguirás activar a toda la cadena lateral, incluido el glúteo medio.
core-red-control2 En dos apoyos el control motor será mas exigente. En este movimiento activando a la cadena cruzada posterior.
core-red-control3 Flexionando y extendiendo la pierna conseguiremos variar el centro de masas, necesitando una mayor estabilización.

 

{vimeo}48894384{/vimeo}

 

 


 

 

 

 

 

 

Compártelo!