Cada verano seguro que caminas mucho más descalzo que en cualquier otra época del año. Incluso cuando estamos en la playa, sentimos ese impulso de correr por la playa. Ya sabemos que dar paseos descalzos por la arena de la playa es muy beneficioso, pero ¿es bueno correr sobre la arena

Para comenzar os contaré que caminar descalzo estimula de forma muy eficiente a los receptores sensoriales que tenemos en la planta del pie, que son muchos. A diario, el uso del calzado limita la estimulación sensitiva y sensaciones. Así que caminar descalzo ya sea por la arena o el césped, es beneficioso.

La superficie de la arena de la playa es una de las mas indicadas para estimular estos receptores caminando descalzo, mejorará tu propiocepción y equilibrio, con lo cual, evitarás lesiones de tobillos, por otra parte es una superficie que amortigua el impacto, tu columna lo agradecerá y por último también reactivaras la circulación en el tren inferior. Este tipo de trabajo fortalecerá y estimulará a tus tobillos, tendrás menos posibilidades de lesión en tus sesiones de running o deporte que practiques.

Todo esto son ventajas que obtenemos al dar paseos por la playa, sin embargo, varias sesiones de running descalzo pueden acarrearnos problemas de sobrecargas. Seguro que has experimentado como al correr por la arena se pierde efectividad en la fase de impulso, se hace mucho más pesado y supone un esfuerzo mucho mayor para los pequeños músculos y tendones y fascias del pie, llegando a provocar sobrecargas.

El terreno inestable o con cierta inclinación, obliga a un trabajo elevado de los músculos perineos y tendones de inserción. Ganaremos propiocepción, pero por otra parte en pocas sesiones las sobrecargas no tardarán en aparecer.

Mi consejo es que des largos paseos descalzo, que juegues a las palas y si te apetece correr, que sea algún día puntual y no como un hábito. Son muy indicados los trotes suaves descalzos los días de descanso activo. De esta forma, obtendrás todos los beneficios, sin tener que sufrir los inconvenientes. Ánimo y disfruta.

Compártelo!