Aunque el enunciado suena un poco a panacea, sí que es cierto que es una variable que nos aporta beneficios en diferentes cualidades como la movilidad articular, la estabilización a diferentes niveles y, mejor el control postural y la coordinación. Es un ejercicio 3 en 1.

  • La posición prono pone en acción a toda la cadena anterior, en especial a la pared abdominal
  • La realización de apoya a una sola mano solicita una mayor estabilización a la cintura escapular a través del serrato anterior y otros estabilizadores de escápula para evitar la situación de escapula “alada” y oscilación de los hombros.
  • Mantener una pierna atrás extendida mientras se mantiene la otra flexionada y al acompañar el giro de la cintura elevando el brazo se consigue estirar toda la cadena flexora anterior, sobre todo psoas.
  • La flexión de cadera es máxima para llegar al apoyo, situación que moviliza completamente a la articulación. Se debe conseguir una adecuada disociación lumbopélvica en la medida de lo posible, irremediablemente se pierde con la columna en ligera flexión al llegar a la máxima flexión de cadera al llegar al apoyo al suelo.
  • En el movimiento de extensión, al situarse en posición de pie, trabajará la cadena posterior. Importante mantener la columna estable lo antes posible para ascender exclusivamente con un movimiento de extensión de cadera.
  • Por último, es necesaria cierta coordinación para realizar el apoyo y la extensión de la misma pierna, giro de la cintura escapular y repetir al sentido contrario.

Inclúyelo en tus calentamientos o como trabajo de core y movilidad.

{vimeo}107197323{/vimeo}

 

Compártelo!