Tan incorrecto es manejar un peso muy elevado como una excesivamente ligero cuando se trata de movimientos de inercia o potencia. Es habitual comenzar el swing con kettlebells de bajo peso como primer paso, sin embargo esto es un error.

Un movimiento enérgico con aceleración de una carga como es el swing, difiere mucho de un movimiento a velocidad controlada como puede ser un press de pecho. El swing no se aprende desde un movimiento lento, sino desde el manejo y control de la inercia, y para conseguir una inercia apreciable necesitamos una carga moderada que al ser acelerada genere esa inercia buscada para aumentar la intensidad. La implicación muscular, la estabilización y la coordinación varían mucho de hacer un swing lento o con poca carga, a realizarlo de forma explosiva con una carga aceptable.

Si es una persona con baja capacidad física o falta de experiencia, el swing aun no es su ejercicio, es preferible que mejore sus niveles de fuerza muscular, estabilidad y coordinación intermuscular antes de enfrentarse a este exigente ejercicio multiarticular.

El error viene de comenzar a comercializar kettlebell de bajos pesos como son las ideadas para mujeres que además de ser de un peso muy bajo, también tienen el error de reducir el volumen tanto de la bola como del agarre.

El peso mínimo para realizar un swing para mujeres debería ser mínimo entre 6 y 8 kilos, siendo lo ideal unos 10 kilos, mientras que para los hombres lo ideal es 12 14 kilos. Si te parece mucho, entonces el swing quizás no sea tu ejercicio.

El swing debe realizar se con cargas moderadas y a ser posible con kettlebell de las mismas dimensiones independientes del peso.

Compártelo!