Siempre he mantenido que en esto de la actividad física, no solo es cuestión de saber qué hacer, sino también y en la mayoría de los casos, saber cómo hacerlo.

Estoy seguro que la mayoría de las personas realizan ejercicio o practican algún deporte no por una necesidad lógica, sino que cobra mucha más importancia la necesidad emocional. La ciencia nos dirá que es por salud, por mejorar los parámetros fisiológicos, por eliminar factores de riesgo… pero hay un beneficio mucho más poderoso; el de disfrutar emocionalmente. Este es un factor que debemos saber manejar y sobre todo, utilizar.

En el running tenemos un gran ejemplo; si deseásemos perder peso o estar en forma, habría que correr la tercera parte de lo que habitualmente se hace, pero la mayoría de runners corre porque lo necesitan emocionalmente, porque les hace sentirse bien. Todos saben que deberían correr algo menos y quizás trabajar más la fuerza, pero esto último es aburrido y no llega a esa parte emocional donde la carrera si llega. Quizás habría que hacerlo más… emocional.

hemisferiosEl hemisferio izquierdo es el científico, el lógico, matemático, lineal y analítico, sin embargo el derecho es el creativo, se deja llevar por la pasión, es intuitivo e impulsivo, lo ve todo en colores, tiene imaginación sin límites, siente y padece. Además nuestro hemisferio derecho reconoce los objetos, gestiona la posición de las partes del cuerpo y las relaciones espaciales con otros objetos. Esto nos hace ver la importancia que cobra esta zona del cerebro en el mundo del deporte y llevar una vida activa.

Creo que todo instructor, técnico o entrenador debe utilizar la puerta de entrada del hemisferio derecho en sus deportistas o entrenados. Todos los que recibimos una formación, leemos un estudio o adquirimos conocimiento, lo hacemos por el hemisferio izquierdo que es el que se encarga del pensamiento lógico, sin embargo para que penetre de forma eficiente en nuestros clientes y deportistas debe ser ameno, divertido y desde luego emocionante, y esto solo puede realizarse estimulando y haciendo partícipe al hemisferio derecho.

Entrenar a gente no solo es transmitirle conocimiento, explicar conceptos o demostrar teorías, si deseamos que la gente se mueva, que lo que haga le resulte emocionante y vital, no debemos solo utilizar la lógica, debemos tener y provocar pasión y amigo mio, esto no se aprende, ni se compra, esto se tiene o se potencia, no debes entrenar con un libro en la mano, sino con ideas y recursos en la cabeza. Siempre he mantenido en todas las formaciones que los entrenadores tienen una gran responsabilidad y es la de traducir en progresiones y ejercicios prácticos amenos, asequibles y divertidos todo lo que nos cuentan los estudios.

Hay buenos entrenadores con muchos conocimientos, pero hay excelentes entrenadores que son capaces de emocionar. Si quieres ser excelente, tienes que utilizar la pasión y utilizar las emociones que residen en el hemisferio derecho.

domingo sanchez blog omocion

Compártelo!