Si, habéis leído bien, es mucho mas saludable “picar entre horas”. Lo ideal es realizar mínimo unas 6 ingestas al día; tres grandes y dos o tres pequeñas.Al contrario de lo que pueda parecer, picotear continuamente ayuda a no coger peso y es un hábito necesario para un correcto programa de perdida de peso.

Siempre identificamos el perder peso, con comer poco, y no debe ser así, sobre todo en personas activas que realizan un programa de entrenamiento. Cierto es que debemos limitar la ingesta de calorías, no debemos pasarnos en las comidas, ante un exceso de nutrientes en una ingesta, el organismo transforma en depósito de grasa este excedente.

Poco importa que no comamos nada en todo el día y solo hagamos dos o una sola comida al día. Nuestro organismo asimila los nutrientes de una ingesta, si en ese momento de repente entran en nuestro sistema muchos hidratos, proteínas y grasas, los niveles de glucemia se elevan en exceso y la potente hormona insulina se encargará de formar grasa de reserva. Hay personas que piensan que como no han comido nada a lo largo de todo el día, se pueden dar un atracón en la cena, mala opción.

Para que la insulina no se dispare y comience a transformar en grasa cualquier exceso de nutrientes, lo ideal es que ingiramos los nutrientes de poca en poca cantidad y con mucha frecuencia, de esta forma, mantendremos casi estables los niveles de glucemia en sangre, evitando no solo que se dispare la eficiente insulina, sino que tampoco tendremos sensación de hambre. En resumen, es siempre mejor opción realizar 6 ó 7 comidas pequeñas que 1 ó 2 grandes. Así que el problema no reside tanto en lo que comemos, sino en cuando lo comemos.

Así que no es erróneo tomarse una cerveza (eso sí, sin alcohol) y una loncha de jamón, a media mañana. Es una de las buenas costumbres que debemos mantener. El problema aparece cuando esto se transforma en varias cervezas acompañadas de grasas saturadas. Si te ofrecen una tapa en un bar, evita los fritos, las grasas y las salsas, un poco de jamón, tortilla, lacón, mejillones es una opción saludable, incluso las aceitunas y frutos secos, eso si en cantidades moderadas.

 

Solución: Una dieta hipocalórica junto con el ejercicio, no funciona muy bien, sin embargo una dieta equilibrada ligeramente baja en hidratos de carbono con varias ingestas a lo largo del día y ejercicio físico es la mejor opción y prácticamente el único método que garantiza el éxito en la pérdida de peso graso. Tampoco esperes resultados rápidos, la grasa es un combustible muy rentable, necesitaremos quemar muchas calorías para notar de forma significativa que la grasa va desapareciendo. Así que ya sabes necesitarás tres cosas para garantizar una pérdida de peso con éxito; ejercicio, picar entre horas y… paciencia.

 

Error V: Sustituir comidas por barritas

Compártelo!