Algunas personas, con el ímpetu de llevar una alimentación lo más sana posible, llegan a tal extremo que terminan adoptando hábitos nada saludables. En algunas ocasiones, por cruzar la línea del mínimo necesario, pensando que menos es mejor y en otras, por mantener falsas creencias que hoy en día continúan practicándose sin ningún rigor ni fundamento que las apoye.


Vamos a poner de manifiesto las pautas erróneas que pensando que pueden llegar a ser más saludables, terminan poniendo en riesgo la salud y pasando a desequilibrar una pauta de alimentación. Cada semana veremos un tema, analizaremos su efecto negativo y te propondré una solución.

1. Cenar solo fruta.

Que la fruta sea un grupo de alimentos saludables, no significa que se pueda tomar al cualquier hora como sustituto de otros nutrientes mas necesarios en ese momento. Muchas personas piensan que una cena a base de varias piezas de frutas, es ligero y no engorda, sin embargo… no es así, lo cierto es que este hábito de irse a la cama después de haber comido fruta, lo mas seguro es que mantenido a lo largo del tiempo, nos haga coger peso.

comer-sano-error fruta nocheLa fruta son hidratos de carbono, este nutriente tiene el gran objetivo de proporcionar energía a nuestro organismo, además con la fruta, la energía se aporta de forma muy rápida en forma de glucosa en el torrente sanguíneo al poco de ingerirla, ya que la mayoría son de alto índice glucémico (sobre todo los zumos ya elaborados). La pregunta es ¿necesitamos una alta cantidad de energía en forma de glucosa para ir a descansar durante horas? Claramente la respuesta es no, entonces aparece la otra gran pregunta; ¿qué hace nuestro organismo con toda esa energía?, lógicamente no puede deshacerse de ella, así que ante esa elevación súbita de la glucemia en sangre, el páncreas segrega a la potente hormona insulina que se encarga de forma muy eficiente de guardar ese excedente (y aquí viene la mala noticia) en forma de grasa de reserva.

Aquí tienes explicado el mecanismo que se encarga de transformar en grasa la fruta saludable que tomas por la noche, tan asombroso como cierto. Lo cierto es que cualquier ingesta a base de hidratos de carbono de alto índice glucémico, provoca la misma respuesta y efecto en nuestro organismo. Así que debes evitar sobre todo frutas como sandía, melón, plátanos maduros, zumos elaborados, refrescos, cereales azucarados, cola-cao, galletas, puré de patatas, etc.

Solución: Durante las horas de descanso, nuestro organismo entra en una fase de recuperación, necesitas principalmente nutrientes con una función plástica, y esta propiedad tan solo nos la dan las proteínas. La última comida del día no debe ser abundante y basarse en fuentes de proteínas como la carne, pescados, huevos o quesos desgrasados. En esta última ingesta del día, resulta mucho más saludable un filete de pollo con ensalada que varias piezas de frutas.

 

aceite-de-oliva

 

Segundo error:

“Excesiva poca grasa”

 

Compártelo!