Las diagonales son ejercicios rotacionales, uno de los más indicados para trabajar deltoides y que además aporta algo más.

Ejecución del ejercicio:

Inclinarse con flexión de cadera pero manteniendo la columna extendida, con un agarre contralateral abajo y en rotación interna, elevar el brazo realizando un recorrido en diagonal ascendente con una rotación externa hasta completar la extensión.

La fuerza de resistencia será mayor a mitad del recorrido, para garantizar una adecuada estabilidad escapulo-humeral es necesario implicar a los aductores de escapulas consiguiendo una retracción escapular. La referencia es desear “sacar pecho” y juntar escápulas nada más arrancar el movimiento en la parte más baja.

ejercicio semana 31

Beneficios del ejercicio:

Este recorrido además de trabajar el musculo deltoides presenta la ventaja de conseguir activar a toda l cadena funcional posterior, una cadena muscular rotacional importante en cualquier movimiento ya que consigue el trabajo coordinado de pierna y brazo contralateral consiguiendo un trabajo muscular desde los isquiotibiales, glúteo, dorsal y finalmente deltoides.

Este trabajo del músculo deltoides se realiza por el denominado plano escapular donde el brazo no asciende lateral por el plano Fontal, sino por delante del cuerpo a unos 30º y además realizando una rotación externa lo que evita una compresión del espacio subacromial (impingement).

Criterio de entrenamiento:

Antes de contemplar este ejercicio es necesario disponer de una adecuada disociación lumbopélvica ya que para manejar cargas moderadas o superiores la columna no debe flexionarse.

No es un ejercicio para manejar cargas muy elevadas, ya que los músculos escapulares y deltoides no presentan mucha fuerza en esta angulación. Muy indicado para trabajos de fuerza resistencia aplicado a actividades deportivas por su riqueza motriz en la cadena posterior.

 

Si te gustó, compártelo, así aprendemos todos

 

 

Compártelo!