El manejo de cargas con inercia resulta necesario para conseguir acciones motrices con mayor transferencia hacia gestos deportivos, este movimiento realizado con kettlebell conseguirá aportar potencia y coordinación.

Ejecución del ejercicio:

Realizar zancadas atrás de forma alterna cambiando la carga al brazo contralateral a la pierna que se lleva atrás en la zancada.
El brazo que maneja la carga lo realiza gestionando la inercia para cambiar de agarre acercando la carga hacia el cuerpo, el brazo realiza una especie de pull, de remo, donde el brazo se flexiona para mantener la carga cerca del centro de masas. En este instante, la carga se queda en un “punto muerto” para cambiar de mano.

ejercicio semana 41

Beneficios del ejercicio:

El manejo de la inercia y al mismo tiempo cambiar de agarre, permite demanda una mayor coordinación y agilidad
La inercia de la carga supone un aumento de la intensidad, sobre todo en la frenada excéntrica, lo que supone un estímulo de fuerza rápida o potencia a los músculos implicados como son el glúteo mayor y cuádriceps en el miembro inferior y dorsal, deltoides posterior y bíceps en el miembro superior.
Ejercicio con enorme transferencia hacia la carrera.
Existe un trabajo anaeróbico de fondo, por tanto mejora la capacidad cardiaca.

Criterio de entrenamiento:

Al ser un ejercicio de potencia, es recomendable utilizar una carga moderada y repeticiones cortas sin alcanzar lógicamente el fallo muscular pero si la fatiga.

Vídeo:

 

Si te gustó, compártelo, así aprendemos todos

 

Compártelo!