Sustituye los clásicos ejercicios de tocarse la punta de los pies, no son la mejor opción para la columna lumbar.

Los isquiotibiales suelen músculos que se presentan acortados, debemos estirarlos de forma activa para que tengan mayor transferencia hacia otros movimientos. Como alternativa este sencillo ejercicio activo, conseguirá ser más efectivo y sobre todo seguro.

Con apoyos de manos sobre un cajón y las rodillas ligeramente flexionadas, realizar una extensión de la columna con una rotación anterior de la cadera. Debes notar la activación del erector espinal que es el que consigue situar a la columna en extensión y sobre todo el estiramiento de los isquiotibiales.

Compártelo!