Estirar es importante pero mejor es hacerlo sin riesgos. Para conseguir un estiramiento eficiente no estires más, simplemente hazlo mejor. En estos vídeos te enseño cómo hacerlo fácil y seguro.

El estiramiento tradicional de estirar los isquiotibiales llegando a tocar los pies resulta muy exigente para la mayoría de personas por el gran acortamiento de la cadena posterior. Esta falta de movilidad en la cadera no permite inclinarse hacia delante con la columna estable y se produce una compensación flexionando la columna, quedando la región lumbar muy comprometida.

Estos dos ejercicios son un clásico de los ejercicios realizados para estirar toda la parte posterior de la pierna, pero sin embargo no son eficientes ya que la columna se dispone en flexión. Al final no se consigue un estiramiento mayor por llegar mas lejos con las manos hasta tocar los pies, lo único que se consigue es un aumento del recorrido no basculando la cadera, sino flexionando la columna. Puede que se consiga estirar los tónicos isquiotibiales, pero a costa de generar una posición de riesgo y sobre todo adoptando un patrón incorrecto.

El principal criterio que debemos garantizar es ser capaz de mantener la columna estable en todo momento, de esta forma el movimiento articular se localizará en la cadera consiguiendo un estiramiento en los músculos de la parte posterior de la pierna. Existen opciones mucho mas efectivas sin riesgo para la columna donde la columna permanece estable consiguiendo un estiramiento efectivo, con un patrón correcto, fácil de realizar y sobre todo sin riesgos para la columna. Aquí tienes algunos ejemplos para ponerlos en práctica. Recuerda; “Más no es mejor, mejor es mejor”, un criterio muy aplicable a los estiramientos.

Para ser consciente de la estabilidad de la columna, colocate una pica detrás de la columna y flexiona solo la cadera sin perder contacto con la pica

Si ya tienes el patrón postural correcto de mantener la columna estable, prueba a realizarlo sentado. Al estar inclinado te resultará mas fácil.

Una forma más activa es en apoyo de manos sobre un banco y extender columna con rotación anterior de la cadera.

Después mantén la columna estable, y flexiona y extiende rodillas, pero recuerda; mantén la columna estable y extendida sin que se flexione.

Puedes probar con un tensor, conseguirás una ayuda progresiva y regulable. Tienes varias opciones; con mano contralateral y con un anclaje posterior. Ahora a aplicarlo!!!!

 

 

Compártelo!