Algunas posiciones nos facilitan localizar el estiramiento correctamente, consiguiendo una movilización adecuada y efectiva de la articulación y por otra parte evitan riesgos y posiciones incómodas. Estos son algunos estiramientos facilitados.

El psoas acompañado del recto anterior del cuádriceps son los principales flexores de cadera que presentan un carácter tónico y que necesitan ser estirados para evitar desequilibrios en la pelvis y columna lumbar. Aquí tienes algunos ejercicios donde la posición adoptada facilita su estiramiento sin necesidad de grandes requerimientos de fuerza.

psoas facilitado 11 Tumbado sobre un banco sitúa una pierna atrás mientras aproximas la rodilla hacia el cuerpo.
 psoas facilitado 12 Tan simple como efectivo. Sitúa una pierna elevada y la de apoyo extendida. Notarás el estiramiento de flexores e incluso aductores de la pierna de apoyo.
 psoas facilitado 13 Igual que la anterior, pero flexiona la pierna de apoyo. Conseguirás un estiramiento mucho más eficaz.
 psoas facilitado 14 Con un pie apoyado y elevado, acerca la cadera hacia el apoyo mientras la pierna de atrás permanece extendida totalmente.
 psoas facilitado 15 Sobre un fitball, eleva los brazos para conseguir un mayor estiramiento de la cadena flexora anterior.
 psoas facilitado 21 Rueda hacia atrás con el balón para aumentar el estiramiento. Recuerda activar tu pared abdominal para evitar una curvatura lumbar excesiva.
 psoas facilitado 17 Igual que el anterior pero con un agarre al frente. Rueda hacia delante y hacia atrás.
 psoas facilitado 18 Sujeta el pie contralateral al tiempo que giras la cintura escapular. Importante mantener tu pared abdominal activa para mantener la cadera en posición neutra.
 psoas facilitado 19 Con un pie elevado en apoyo atrás, activa la pared abdominal y sitúa la cadera en rotación posterior, notarás el estiramiento de los flexores al elevar el pubis.

 

 

 

 

 

Compártelo!