Los estiramientos parece que siempre han sido buenos, sin embargo hay situaciones como entre las series de un ejercicio de fuerza que tenemos dudas… ¿los realizamos?

Al entrenar por series disponemos de un periodo de recuperación, lejos de ser totalmente pasivo interesa que sea activo, debemos por una parte dejar descansar a los músculos implicados pero por otra parte es mejor mantener el nivel de activación evitando una relajación central. Una buena opción es incluir ejercicios de movilidad dinámica entre las series aprovechando este tiempo de recuperación.

Eso sí, estira zonas que no estén involucradas en tu ejercicios de fuerza, por ejemplo si estás realizando press de banca, estira miembro inferior y si estás trabajando piernas, selecciona algún movimiento para la cintura escapular. Siempre con acciones dinámicas que mantienen la activación e incluso favorecen la recuperación favoreciendo el riego sanguíneo y evita los estiramientos pasivos y mantenidos ya que favorecen una relajación y pueden limitar el nivel de activación deseado.

Compártelo!