A veces es necesario denominar a las cosas por su nombre, hasta que no te hacen ver lo estúpido que has sido haciendo algo, no te das cuenta del tiempo, el esfuerzo, dedicación e incluso dinero, que has invertido en algo que no ha funcionado, pero es que incluso, en algunos casos se consigue el efecto contrario, entonces ya hay que ser… idiota.

Todos tenemos derecho a ser idiotas alguna vez, la peligrosa mezcla de ignorancia, el marketing potente, la búsqueda de resultados rápidos, la desesperación… nos hacen ser idotas alguna vez. Campañas y compañías aprovechan estas situaciones para vender su producto, espero que con estos consejos sean la menos cantidad de veces posible. Intentaré ayudarte con algunos mitos y falsas creencias que nos hacen hacer estupideces sin mucho sentido.

Mas que centrarse en lo que hay que hacer, a veces hay que pararse a pensar y sobre todo tener claro, lo que no hay que hacer. Tan solo con este conocimiento, muchas personas no solo ahorrarían tiempo, sino también dinero.

 

Consumir L-carnitina.

Es un suplemento supravalorado y desde luego con efectos muy poco significativos en la perdida de peso. Podría ser un suplemento interesante en deportistas con alto nivel de entrenamiento en trabajos de potencia aeróbica, pero no creo que ninguno lo necesite para perder peso.

La carnitina es un intermediario metabólico que tiene la función de introducir el ácido graso en la mitocondria para su oxidación y obtención de energía. Sin embargo, primero, ya disponemos de suficiente carnitina, por mas que ingiramos, no se multiplicará este proceso y segundo, para que la carnitina entre en juego de una forma significativa necesita que el organismo se decante por utilizar ácidos grasos y que además llegue hasta la mitocondrial, cuestiones previas que no son funciones de la L-carnitina, así que tomarse L-carnititna y esperar a que comience a quemar grasa es una perdida de tiempo y dinero.

Normalmente las compañías y etiquetas lo recomiendan antes de hacer ejercicio, y parece ser que entonces funciona. Y yo pregunto ¿no será que lo que ha funcionado es el ejercicio?

Pero el remate de la estupidez es comerse un paquete de galletas de esos que dicen que tienen l-carnitina pensando en que te ayudará a controlar el peso. Esto es un verdadero insulto para los consumidores. No te engañes, no seas idiota.

 

Ponerse a plan

Ya solo la frase tiene connotaciones de sacrificio, pasarlo mal y desde luego, de fracaso absoluto. Es el castigo autoimpuesto por las personas que con poco conocimiento y normalmente después de un periodo de opulencia como navidades y vacaciones estivales, deciden hacer una dieta, acudir a alguna empresa de adelgazamiento rápido o seguir la dieta milagrosa que le funcionó a su vecina.

Todas estas empresas que te ponen una dieta, normalmente buscan resultados rápidos, son dietas bajas en hidratos, el problema no es tanto seguirlas como ser capaz de mantenerlas a medio y largo plazo. Se produce una perdida de agua y vaciado de glucógeno, se pierde peso corporal, pero desde luego no de grasa o al menos de forma rápida. La grasa tarda meses, años en desaparecer (al igual que para formarse). Cuando quieras ver como se quema la grasa, llevarás meses comiendo como un pajarito, tu sistema inmune estará por los suelos e incluso podrás tener alteraciones en tu salud, sobre todo en las mujeres.

Intentar quemar grasa sin quemar calorías, resulta un objetivo difícil de conseguir. Podrás perder peso, eso es fácil, tan solo consiste en deshidratarse y perder todo tono muscular, pero no conseguirás quemar grasa. No pases hambre, no seas idiota.

 

Cinturones quemagrasas y fajas reductoras.

Había pensado en justificar y desarrollar este tema, pero sinceramente, me parece tan aburrido, obvio y falso, que no merece la pena, simplemente te puedo asegurar que no te hará quemar grasa localizada. Ni los de neopreno, ni los electroestimuladores. No seas idiota y no pierdas dinero.

 

 

 

Cremas reductoras.

Siguen proliferando este tipo de cremas que en los hombres te hacen lucir asombrosos abdominales y en las mujeres eliminan la celulitis, incluso durmiendo. También puedes pensar que existe la loción crecepelo y que la alquimia llega a transformar el plomo en oro…

Si algún día se inventa una crema de este tipo, ten por seguro que todo el mundo las utilizará, los gimnasios se quedarán con la mitad de gente y las clínicas de cirugía tendrán que buscar el negocio tan solo en colocar implantes.

Estas cremas podrán hacerte sudar más, hidratarte la piel, mejorar la tersura, pero poco más. No seas idiota la Nivea de toda la vida funciona igual.

Más perplejo me quedan esas señoras que llevando una alimentación nefasta, fumando y con una vida sedentaria en los últimos 10 años, no dudan en pagar precios desorbitados para comprar una crema a ver si les desaparece la flacidez y celulitis. El tabaco y el sedentarismo son dos factores que inciden en la aparición de esta alteración en la piel, dejar de fumar y comenzar a ser activa seria una respuesta bastante inteligente.

 

Trabajo muscular localizado.

¿Eres aun de los que piensas que hacer cientos de abdominales eliminará tu grasa del abdomen??? Hacer abdominales no definirá tu cintura, al igual que hacer ejercicios de glúteo no eliminará tus cartucheras. El tiempo que inviertes en hacer innumerables repeticiones de abdominales o de “pataditas” es un tiempo precioso que deberías emplear en hacer ejercicio cardiovascular.

Si eres de las personas que han adquirido algún aparato “quemagrasas” de esos que venden en el teletienda a partir de las 2 de la madrugada, no solo estarás perdiendo el tiempo sino que ya has perdido dinero. Deja de hacerles caso a Chuck Norris y a la modelo de turno, se aprovecharán de tu estupidez.

 

Las plataformas vibratorias que queman la grasa.

Estás máquinas tienen sus aplicaciones y efectos de entrenamiento muy interesantes, pero desde luego la quema de grasas y perdida de peso no es uno de ellos. 10 minutos al día de tensión muscular ya me dirás el gasto energético que puede producir, claramente insignificante para decir que queman la grasa. El colmo de estos aparatos son las imágenes que a veces lo acompañan de posiciones para el trabajo de glúteos donde aparece el sujeto sentado sobre la plataforma, no solo es inútil para quemar la grasa de la zona, sino que es bastante lesivo para articulaciones y órganos internos, una barbaridad, permitida. Siéntate sobre una lavadora antigua durante el centrifugado, el resultado será igual de inútil pero al menos te ahorrarás un dinero.

 

 

 

Espero que ahora tengas más información, menos ignorancia ante un marketing milagroso, y que pierdas menos tiempo, esfuerzo y dinero. Dos consejos inteligentes que las grandes compañías nunca te darán:

–          Lleva una alimentación equilibrada. El único alimento que no aporta calorías es el que dejas en el plato.

–          Muévete, quema calorías, se activo. El mejor aparato quemagrasas en el que debes invertir son unas buenas zapatillas de running o una bicicleta.

 

 

Otras cuestiones estúpidas para perder peso:

Compártelo!