El trabajo de fuerza del corredor debe ir orientado a la mejora de la estabilidad. En la cadera el glúteo mayor y medio intervienen en el control de la cadera

Diferentes ejercicios en apoyo unipodal conseguirán implicar en la acción al glúteo mayor en el movimiento de extensión y al glúteo medio en el control de la oscilación lateral de la pelvis. Con la altura de un banco puedes realizar estos sencillos ejercicios en cualquier parte ya que solo necesitas tu propio peso corporal y un poco de estabilidad.

Desde apoyo unipodal, manteniendo la pierna libre en el aire, realiza elevaciones laterales de la pelvis. Notarás el trabajo del glúteo medio de la pierna apoyada en la elevación de la cadera contralateral.
Eleva la rodilla con el apoyo cruzado para partir de una posición de aducción y ascender en la extensión de la pierna de apoyo con una abducción realizada por el glúteo medio y mayor.
Intenta terminar el movimiento con una gran elevación de la rodilla y manteniendo la pierna de apoyo totalmente extendida
Con apoyo frontal a una pierna realiza una extensión con control de la rodilla evitando que se dirija hacia el interior (valgo) y terminando con una extensión total de la pierna de atrás, conseguirás activar al glúteo mayor tanto en la pierna de apoyo como en la extendida atrás
Un ejercicio para aportar un trabajo de fuerza elevado al glúteo mayor. Realiza una flexión hasta conseguir que la pierna de atrás toque el suelo lo más lejos posible y la mano toca el banco.

 

Compártelo!