Ahora que ha vuelto el trabajo con pesos libres, las kettlebells o pesas rusas comienzan a popularizarse cada vez más, no solo en centros de fitness, sino también a nivel popular, cada vez hay mas personas que deciden comprar algo de material para entrenar en casa y las kettlebells comienzan a sustituir a las tradicionales mancuernas. Pero de todos los modelos que se encuentran en tiendas e internet ¿Cuáles son las mejores? Os ayudo a saber lo que debe tener la mejor kettlebell.

Ser indestructible

La primera característica y obligada es que sea indestructible. Piensa que su uso conlleva a caídas y dejarlas caer sobre el suelo, chocarán muchas veces contra el pavimento, así que debe ser muy sólida, robusta y maciza. Las mejores sin duda son las realizadas en hierro o incluso acero de una sola pieza, nada de montajes por piezas, tornillos o ensamblajes. Nada de piezas móviles ni articuladas. Ni que decir tiene que las pesas de plástico o goma no son las más adecuadas.

Consejo:

Utiliza un lugar adecuado para trabaja con ellas, al aire libre en un parque con terreno de tierra es el lugar mas adecuado. Si la utilizas en casa, te aconsejo que tengas unas placas de pavimento que absorban el impacto para no dañar el suelo.

 

Diseño cómodo

Piensa que el tipo de trabajo habitual es el de realizar muchas repeticiones, su diseño tiene que ser relativamente cómodo para sujetarlas y apoyarlas sobre el antebrazo. Dimensiones no adecuadas, relieves o agarres poco prácticos no solo dificultarán la técnica sino que además pueden hacerte daño al contacto.

 

Agarre adecuado

Si hay una parte importante en una kettlebells, este es el agarre.

–  No debe tener ninguna forma ergonómica para los dedos tipo manillar de bici ya que el agarre varará según la posición de trabajo.

–  No debe presentar salientes ni rebabas por acoples y ensamblajes de piezas de plástico, un pequeño saliente pude destrozarte la piel de las manos.

–  Las dimensiones del agarre debe ser siempre constante, con la misma forma independientemente del peso y dimensiones de la bola, esto es importante ya que si es diferente cada vez que cambies el peso tendrás que volver a tomar sensaciones nuevas en el agarre, es igual que en las mancuernas, no por se el peso menor el agarre también es menor, elige un modelo de kettlebells donde el asa sea siempre igual.

–  El asa debe ser completamente lisa, sin ninguna arruga, plástico, pintura o goma, lo mejor es el contacto con el hierro directamente.

 

Algunos modelos e inventos… no muy recomendables:

 

 

Por último, si deseas adquirir unas kettlebells para complementar tus entrenamientos, te aconsejo que no escojas pesos ligeros. Cualquier persona que haya entrenado con pesos libres donde necesites algo de técnica para manejar las inercias, te aconsejará que comiences con un peso al menos moderado para sentir las inercias y variaciones del centro de masas en los movimientos, solo así serás capaz de interpretar adecuadamente el manejo de la carga. Cuando se manejan pesos muy ligeros, resulta muy difícil apreciar correctamente la realidad del movimiento, adquirir la técnica adecuada y por supuesto, conseguir el efecto que se persigue con este tipo de elementos.

 

 

 

 

 

 

Compártelo!