El clásico ejercicio de “buenos días” es un movimiento interesante para trabajar los músculos lumbares pero también aporta beneficios extras. Mira cómo hacerlo.

Si quieres un buen ejercicio para tus “lumbares” olvídate del tradicional banco inclinado de extensiones, este sencillo ejercicio te aportará mucho más beneficio, además de hacer trabajar al erector de la columna, conseguirás adquirir el patrón importante de la disociación lumbopélvica, es decir conseguir una gran flexión de cadera mientras la zona lumbar permanece estable manteniendo sus curvas, sobre todo en la región lumbar.

Sitúate de espaldas a una pared, separado un pie de ella, coloca tus brazos detrás de la cabeza y muy importante con los codos separados, de esta forma se favorece una posición de extensión y se consigue un mayor protagonismo de rotadores y aductores de escápula. Proyecta la cadera hacia atrás hasta que notes un ligero contacto con la pared, manteniendo las rodillas sin moverse sobre la vertical de los talones. Además del trabajo estabilizador del musculo erector, conseguirás un estiramiento excéntrico muy efectivo sobre los isquiosurales. Si deseas mayor carga puedes sostener un disco o balón de carga por detrás.

Si observas es el mismo gesto que después trasladarás a ejercicios fundamentales como el peso muerto o cualquier squat, pero también en gestos cotidianos como sentarse y levantarse correctamente de una silla. Es un ejercicio que toda persona debería poder realizar y dominar para evitar alteraciones de columna.

Compártelo!