Os diré como llegan a poseer tan alta popularidad. Se pagan altas sumas de dinero a determinados atletas de competición, se envían notas de prensa a todos los medios de comunicación, donde casi ninguno ofrecen noticias de opinión, sino que simplemente se limitan a un corta-pega de la nota de prensa, también hay que tener en cuenta que muchas empresas que comercializan estas prendas son anunciantes y clientes del medio. Al final, la información nos llega magnificada y avalada además por deportistas de alto rendimiento. El resultado es que compramos calcetines a 40 euros.

Estas características y efectos que aseguran que se producen y que vienen avalados por estudios científicos, son ciertos, no mienten, aunque si que es cierto que un poco magnificados. La pregunta no es si funcionan, sino si su efecto es significativo y merece la pena. Sinceramente creo que el efecto que realmente funciona de este tipo de prendas es el “efecto placebo”, por cierto, nada desdeñable. Por otra parte, muchos deportistas amateur quieren destacar y ser reconocidos como profesionales equipándose como un verdadero pro; se les puede ver a la legua, no llevan ninguna prenda de publicidad, todo es de marca; gafas polarizadas, camiseta térmica, pantalón de atletismo, pulsómetro, zapatillas a medida y como no… medias de compresión. Entiendo que hay muchas personas que necesitan formar parte de esa tribu de “runner”, entre los que me incluyo (a nadie le gusta parece un “Jaimito”), pero dejando a un lado beneficios estéticos, de moda y efectos de sugestión, me centraré en sus efectos mecánicos y fisiológicos.

Las prendas y mas concretamente, las medias de compresión no es algo tan novedoso, mi madre que tiene problemas de circulación las lleva años utilizando ya que pasaba largas horas de pie en la cocina del negocio familiar. Cuando se está en posiciones estáticas de pie durante mucho tiempo, a la sangre le cuesta trabajo ascender por los miembros inferiores y aunque los vasos poseen unas especies de membranas que evitan el descenso del líquido, son precisamente estas válvulas las que desarrollan las conocidas varices. Para compensar esta falta de impulso en el retorno venoso, estas medias de compresión favorecen el ascenso con una compresión decreciente, de esta forma.

Este es el principio y justificación que las marcas deportivas, ávidas de nuevos mercados por explotar y aprovechando esta alta demanda de identificarse por los practicantes amateur han comercializado y explotado este producto al campo del rendimiento deportivo defendiendo varios criterios técnicos que revierten en un mejor rendimiento.

 

La compresión decreciente favorece el retorno venoso.

Mejora la circulación, mejorando a su vez la distribución del flujo sanguíneo, se consigue una mejor oxigenación de los tejidos, al final se optimiza el consumo de oxígeno mejorando el rendimiento.

Hasta aquí parece que todo cobra sentido, pero una vez mas la pregunta clave es ¿un deportista presenta problemas de circulación? Yo creo que todo lo contrario, la propia actividad física, en encontrarse en una situación dinámica y las propias contracciones musculares realizan de forma mucho más eficiente este retorno venoso, por esta razón se aconseja realizar ejercicio a personas con problemas circulatorios. El aumento del flujo, la frecuencia cardiaca y la tensión arterial, representan una autentico mecanismo de bombeo de la sangre

 

Refrigeran expulsando el sudor.

Estas prendas se componen de dos capas, una dedicada a refrigerar y, expulsar el sudor y otra a absorber parte del calor producido. Sin embargo, el sudor producido por nuestro cuerpo al salir al exterior produce ese efecto de refrigeración de la piel, todo lo que suponga tener la piel cubierta será disminuir este efecto natural, incluso se puede llegar a sudar mucho mas y producir una deshidratación local de los músculos de la pantorrilla, algo nada deseable.

 

 

Evitan la pérdida de calor.

Si hace frío, las medias tienen una función de guardar el calor, en este sentido si que se les puede encontrar una justificación, auque el propio ejercicio suele ser suficiente para producir calor en estas zonas tan activas, es más importante proteger otras zonas más abandonadas por la sangre como cabeza, manos y pecho.

 

Evitan vibraciones

La compresión sujetan a los músculos de la zona y previene el movimiento lateral de los gemelos. Pero debemos tener en cuenta que esta vibración y balanceo de la masa muscular es lo que precisamente favorece el retorno venoso. Además los músculos pueden soportar estas vibraciones perfectamente en una persona entrenada y sin problemas. Los impactos del asfalto o tensiones en la facia del pie son puntos mucho más delicados a los que tenemos que prestar atención.

 

Favorecen la recuperación

En la fase de reposo y recuperación posterior al ejercicio facilitan el retorno venoso, drenaje de toxinas, reducen la inflamación y dolores musculares, lo que revierte en una recuperación más rápida.

Este punto si que es clave ya que al estar en reposo, no existen los mecanismos naturales anteriormente mencionados y en esta fase posterior al ejercicio si que las medias de compresión pueden tener un resultado realmente significativo. Sobre todo en deportistas amateur que trabajan sentados o de pie y no pueden aplicar otras medidas recuperadoras

Traje de compresión que cubre todo el cuerpo de la marca Under Armour.

Inicado para utilizar durante solo una hora despues del entrenamiento con el objetivo de mejorar la recuperación.

 

Mi conclusión.

Analizando lo anteriormente descrito, es fácil llegar a la conclusión de que durante el entrenamiento o pruebas deportivas tienen un alto efecto estético y mejoran la apariencia e incluso se puede alcanza un grado de sugestión que llegue sin duda a mejorar el rendimiento. Sin embargo creo que no aportan un beneficio significativo como para sentir una notable mejora del rendimiento, por tanto no es un elemento imprescindible pero no contraproducente. Si que resulta necesario en personas con problemas circulatorios que realicen carreras a pie. Desde luego se minimiza su necesidad en actividades sin impacto o posiciones más horizontales como el ciclismo, la natación, remo, etc. Si que lo veo mas indicado para facilitar la recuperación, sobre todo en practicantes de running.

Compártelo!