En este número de abril de Sport Life, publico un artículo que me gusta especialmente. Está dedicado a resolver las preguntas clave qué, cómo, cuándo y sobre todo porqué estirar

Los estiramientos así como el trabajo de la flexibilidad, parece ser un misterio, hay tantos defensores como detractores de los estiramientos, hay ejercicios que por una lado aportan un beneficio pero por el otro un riesgo, en el área del rendimiento deportivo conllevan características muy diferentes al desarrollado en los centros deportivos. Toda esta variedad de opiniones y cambios en el paradigma, más que aportar claridad, han provocado gran confusión e incluso una aplicación incorrecta en las tendencias actuales. Para intentar aportar algo de información y sobre todo aplicar con mayor claridad, en la revista Sport Life de este número de abril he intentado responder de forma práctica y muy visual a las preguntas de qué estirar, cómo estirar y la importante; porqué estirar. Espero que te resulte interesante, que te aclare esas dudas y sobre todo que en alguna de sus partes puedas aplicarlo, este sería el gran objetivo.

Aquí te dejo algunas imágenes que podrás encontrar en el artículo y los contenidos que en él desarrollo más ampliamente

Debemos comenzar por la pregunta ¿debemos estirar? Si observamos al resto de animales, mantienen una adecuada capacidad funcional de movilidad sin necesidad de desarrollarla, la conclusión que obtenemos a priori es que estirar no es “natural”, no responden a una necesidad real. Por otra parte, incluso en la actividad deportiva no necesitamos grandes rangos articulares.

Así si, así no

Con los criterios que hemos visto en este punto, deberíamos ya poder modificar algunos ejercicios clásicos para conseguir movilizar a la articulación móvil al tiempo que conseguimos estabilizar a las que tienen esta función

estirar SL02

No es adecuado estirar la parte posterior de la pierna con flexión de región lumbar, una opción mucho más correcta sería inclinándote y dejando caer el peso del tren superior hacia delante manteniendo la columna estable

Son dos las orientaciones en el entrenamiento de las sesiones de estiramientos y movilidad para estirar el “traje fascial”:

      Apostar por ejercicios activos y que involucren a grandes cadenas musculares para conseguir elongar a ese traje fascial envolvente que se ha quedado pequeño y limitante.

      Aplicar masaje fascial que consiga liberar de tensiones al tejido conectivo adherido y rígido.

Los ejercicios de estiramientos deben adaptarse al nivel, objetivo y situación de cada persona. Al igual que progresamos en los ejercicios de fuerza o seleccionamos métodos de trabajo cardiovascular más avanzados, también debemos adaptar los ejercicios, medios y métodos para la mejora de la movilidad.

Es conveniente progresar de los ejercicios pasivos a los activos y de las posiciones localizadas en un músculo a movimientos dinámico donde impliquemos a grandes cadenas musculares.

Veamos algunas progresiones para que puedas seleccionar el nivel adecuado a tus objetivos, obteniendo los mayores beneficios y asumiendo los menores riesgos.

estirar SL

estirar sLd

Compártelo!