El huevo ha sido un alimento tan adorado como denostado, tan mitificado como prohibido en diferentes dietas, hábitos o deportistas. Lo cierto es que este alimento tiene propiedades muy diferentes en clara y yema, quizás esta última sea la desconocida.

El huevo, además de proveer de la mejor proteína encontrada entre todos los alimentos naturales, en su yema alta en grasas saludables, posee una gran variedad de vitaminas y minerales. Es un alimento natural y además “envasado en origen”.

 

Sabias que…
No debes preocuparte por el color de la cáscara, ya que solo depende de la raza de la gallina, los blancos los ponen las gallinas con crestas blancas y los marrones los ponen las gallinas con crestas rojas. El color no influye en el valor nutritivo, ni en el sabor, ni en la calidad del huevo.

Por cierto, seguro que recuerdas como Rocky tomaba huevos crudos, esto es un gran error. Para que nuestro organismo pueda asimilar las proteínas, deben desnaturalizarse, de un huevo cocinado podemos asimilar el 90% de sus proteínas, crudo tan solo podemos asimilar la mitad.

 

La clara, alta en proteínas.

La clara de un huevo grande aporta unas 17 calorías. Está formada principalmente por agua y proteínas. Las proteínas son cadenas de aminoácidos que en el caso del huevo, son los 8 esenciales (imprescindibles) para el organismo humano. También contiene vitaminas y minerales (Niacina, Riboflavina, Magnesio y Potasio, entre otros).

Sabias que…
Las chalazas son dos formaciones similares a cordones de un color transparente-blanquecino cuya función principal es la de fijar la yema al centro del huevo. Cuanto más prominente es la chalaza, más fresco es el huevo. Hay personas que piensan erróneamente  que el huevo está en mal estado, cuando en realidad, es todo lo contrario.

 

La yema, grasa y colesterol pero no tan perjudicial.

La yema aporta unas 59 calorías. Si bien posee grasas, el contenido total es de 4 a 4,5 g por unidad, de las cuales 1,5 g son grasa saturada y el resto insaturada (predominando las monoinsaturadas, que son beneficiosas para el organismo).

También contiene importantes vitaminas y minerales: A, E, D, Ácido Fólico, B12, B6, B2, B1, Hierro, Fósforo y Zinc. De hecho, toda la Vit. A, E, y D que posee un huevo se encuentran en la yema. Las yemas de huevo son uno de los pocos alimentos que naturalmente contienen vit. D. Posee colina, una sustancia naturalmente contenida en la yema, que influiría en el desarrollo de la memoria durante la etapa embrionaria. Y un componente dietario esencial para el funcionamiento de todas las células.

 

El huevo en tu alimentación

Tradicionalmente las recomendaciones de no más de 3 huevos por semana han quedado obsoletas, sobre todo si el caso es el de personas activas que realizan ejercicio físico de forma regular. Los últimos estudios al respecto aconsejan el consumo de 1 huevo por día.

Sabias que
El color está principalmente influenciado por la dieta de la gallina: si el ave consume alimentos con colores más anaranjados (ej: maíz “Plata” que es de los más colorados, y de alto consumo para aves en Argentina), entonces la yema resultará de un tono amarillo/naranja, pero si consume alimentos de colores más blanquecinos, la yema será menos naranja. Además, hay pigmentos naturales provenientes de flores que también son alimento para estas aves. Los aditivos colorantes artificiales no están permitidos.

El huevo ha tenido sus altibajos, desde representar el malo de alimentación porque aumentaba el colesterol, hasta estar supravalorado (sobre todo la clara) por culturistas que lo ingerían a todas horas y en cantidades poco fundamentadas.

Cuando el huevo se cuece más del tiempo establecido, suele aparecer una coloración verdosa en la superficie de la yema. No te preocupes, no es mas que es el resultado de reacciones del azufre y del hierro contenido naturalmente. Aunque esta apariencia puede desmejorar una presentación, esto no incide sobre su valor nutritivo ni su sabor.

Todos tenemos la falsa creencia de que la yema del huevo es una grasa poco saludable, incluso muchos médicos y deportistas la eliminan de sus dietas. Sin embargo, no es tan mala como pensamos, las propiedades beneficiosas superan a los inconvenientes. Países como Japón, España y Francia (tres de los mayores consumidores de huevos) tienen los menores índices de mortalidad cardiovascular entre todos los países industrializados del mundo. Los resultados son determinantes: no hay evidencia de mayor colesterol en sangre (en cantidades significativas) en gente adulta sana por mayor consumo de huevo.

El contenido en grasas es de 4 a 4,5 g por unidad, y la mayoría son insaturadas (grasas cardiosaludables). Si eliminamos la yema no solo desperdiciaremos estas grasas saludables, sino también importantes vitaminas y minerales. Si lo deseas elimina una yema cada dos o tres huevos, como máximo.

 

 

Compártelo!