Un entrenamiento que consiga un elevado consumo calórico no tiene que ser de larga duración, una opción es diseñar un entrenamiento intervalado.

Para conseguirlo te propongo unos recursos sencillos y efectivos; con un poco de trabajo de core y un corto pero intenso ejercicio metabólico. El objetivo es alternar los ejercicios de core realizados en circuito con una serie del ejercicio metabolico, de esta forma se consigue un trabajo de carga repartida entre estímulo de impacto métabolico con demanda cardiovascular y contrado en el trabajo muscular del miembro inferior con intervalo de trabajo muscular focalizado en los músculos estabilizadores del tronco (el core). Lo ideal es realizar 5-6 series o alcanzar un tiempo de trabajo de entre 20 y 30 minutos en total, mas de este tiempo no compensa ya que se trata de conseguir una carga intensa pero corta.

Este tipo de entrenamiento aporta beneficios y estímulos diferentes a la clásica carrera; consigue mejor tono muscular, incrementa la estabilidad, mas ameno por su variedad, consigue mayor impacto metabólico quemando mas calorías incluso una vez finalizado el entrenamiento, y algo muy importante, el impacto mecánico es mucho menor. En resumen; intenso pero eficiente; mucho beneficio, mínimo riesgo.

RUTINA DE EJERCICIO METABÓLICO

RUTINA DE EJERCICIOS DE CORE

 

 

slider_descuentos

Compártelo!