Aunque denostado en esta última tendencia del mal entendido “Funcitional Training”, el trabajo de musculación desde mi punto de vista tiene mucho que aportar y desde luego mantiene virtudes que prefiero aprovechar y tener a mi disposición.

No todo tiene ni puede ser trabajo de potencia y con pesos libres, pero tampoco aislado y analítico con una contracción casi irreal. Es cierto que el trabajo de musculación que aun hoy en día se lleva a cabo en la mayoría de las salas de fitness y gimnasios, necesita una amplia renovación y actualización, eliminar la influencia de las grandes multinacionales de equipamiento de máquinas será muy difícil, pero existen opciones muy interesantes que debemos comenzar a contemplar; una polea es un medio muy interesante para conseguir vectores de resistencia diferentes y trabajar cadenas musculares, hay opciones de ejercicios con autocarga que siguen sin utilizarse, posiciones no habituales y que resultan mucho más interesantes que muchos de los ejercicios clásicos.

La musculación clásica ha funcionado por imitación, se siguen haciendo prácticamente los mismos ejercicios desde los años 80´s, iconos de aquellos años no entrenaban de forma muy correcta, no existía el conocimiento, el respaldo científico y posibilidades que hoy nos puede ofrecer una instalación dentro del marco del fitness. Veo continuamente a gente subida en un bosu o intentando hacer ejercicios con una kettlebell sin técnica y lo que es peor… sin justificación, simplemente lo hacen porque queda cool. Existen niveles intermedios que aportan gran beneficio, una técnica más asequible a la mayoría y desde luego menor riesgo articular. Creo que es bueno caminar hacia el swing con kettlebell, un push-press o el peso muerto al máximo, pero son escalones superiores a los que hay que prepararse para subir… si es necesario, ya que el objetivo de muchas personas se cumple en niveles intermedios o submáximos de intensidad y dificultad técnica. Hay que salir de la aparentemente inofensiva prensa de piernas, complementar a los ejercicios analíticos y experimentar fuerzas reales, veamos nuevas posibilidades como los pull-up asistidos, sentadillas unipodales, diagonales en polea, variaciones del front squat o push-up.

Para verlo de forma práctica e intentar aportaros recursos en forma de ejercicios que para mí tienen grandes beneficios pero que asombrosamente no son realizados en programas para el desarrollo de la fuerza, he elaborado una lista de ejercicios que pasaré a analizaros y mostrar en vídeo para que renovemos nuestros programas de musculación. Comencemos por el pull-up asistido.

pull-up asistido

Compártelo!