Con un tensor, consigue un ejercicio con doble beneficio; salud y rendimiento.

Muy pocos ejercicios te ofrece tanto como esta retroversión. Adoptando la posición de semiflexión de cadera y rodillas se consigue una transferencia hacia el peso muerto, la tensión generada en toda la musculatura dorsal mejorará la estabilidad de forma específica para afrontar el necesario peso muerto con mayor eficacia.

Por otra parte consigue un trabajo eficiente de toda la musculatura posterior en un patrón de retracción escapular lo que significa un trabajo muy interesante para el refuerzo muscular, sino también para mejorar el patrón postural y evitar posiciones de protracción con actitudes cifóticas. De esta forma es un ejercicio muy indicado para toda persona que presente alteraciones en la columna. En resumen, un ejercicio que hay que realizar si o si.

Con un tensor colocado debajo de las rodillas, traccionar con los brazos hacia atrás y muy importante, proyectar también los hombros atrás “sacando pecho” hacia delante.

Compártelo!