Cuidado con la posición al sentarte, puedes estar favoreciendo una pronación nada deseable para la carrera.

Todos sabemos que ya de por sí, la silla nos trae muchos problemas de espalda, pero también algunas posiciones puede favorecer una alteración mecánica en el pie y rodilla.

Muchas personas se sientan cruzando los pies por detrás de las patas delanteras de la silla, posición que dispone en una rotación interna al fémur, valgo de rodilla y tobillo en flexión y pronación, todo el conjunto de fallo mecánico en el tren inferior que se trata de evitar en ejercicios como sentadillas o carrera.

sill pronacion

Si observas es la misma mecánica que las rodillas en valgo

 

Esta forma de sentarse en una silla, representa una posición donde se estira de forma pasiva y continua al tibial posterior, un músculo que más que estirarse, necesita potenciarse para mantener la bóveda plantar y evitar la pronación, su adecuada tensión aporta estabilidad al pie. Al estar largas jornadas en esta posición el tibial anterior y tendón de inserción se elongan y a medio y largo plazo se distienden en exceso lo que favorecerá una caída de la bóveda plantar y pronación del tobillo en la mecánica.

Por otra parte, la rodilla se encuentra en un valgo forzado y nada natural, con una distensión continua en los ligamentos laterales mediales, situación que restará estabilidad a la rodilla. Cuestión a evitar sobre todo en las mujeres, ya que u pelvis más ancha favorece y predispone a un valgo en la rodilla

Estos son esos pequeños hábitos cotidianos a los que no le prestamos atención y que son los que más problemas dan por mantenerlos durante largas jornadas a diario. Si eres corredor, ya sabes cómo no debes colocar tus pies al sentarte en la silla.

Compártelo!