Una sentadilla con poco peso, pero de las más duras. ¿Dispuesto a probarla?

Paul Anderson fue un mítico levantador de peso que gozó de bastante popularidad a mediados del siglo pasado, fue campeón olímpico en Melbourne 1956 e ideo esta variación tan exigente del squat llevando su nombre. Si la haces, te acordarás de él.

A diferencia del squat convencional, el movimiento se inicia desde el punto más bajo con las piernas y cadera flexionada, se suelen utilizar dos cajones a los lados para descansar los discos ya que en cada repetición se realiza una parada muy corta de 1-2 segundos. El objetivo es eliminar cualquier aporte de la inercia además de comenzar el movimiento en el punto más crítico de eficacia. Un auténtico reto para los músculos de las piernas ya que se elimina la ayuda que genera la energía elástica acumulada en la bajada. Si deseas trabajo muscular 100%, este es tu ejercicio!!

La puedes realizar con la ayuda de dos cajones laterales para apoyar los discos, o bien en apoyo sobre los soportes de seguridad del rack apoyando la barra.

Compártelo!