No es necesario un pulsímetro para evaluar tu umbral anaeróbico, hay parámetros mucho más sencillos y muy fiables. El test del habla o “talk test” es uno de los métodos para controlar la intensidad de forma subjetiva pero bastante acertada.