Estoy seguro que a algún misionero del Tibet que se pasa el día meditando, una dieta vegetariana le resulta suficiente para su cuerpo y sobre todo su espíritu, pero no te engañes, una dieta vegetariana no es una pauta saludable. Por naturaleza somos mamíferos omnívoros, nuestro organismo no ha evolucionado tanto en los últimos miles de años, no somos ni carnívoros, ni vegetarianos, ni podemos fotosintetizar.