A través de progresiones funcionales en los ejercicios de fuerza e integración de las adaptaciones mecánicas necesarias, el objetivo es transformar un entrenamiento tradicional centrado en los músculos, en programas basados en movimientos a través de líneas de fuerza, donde además de la mejora de la fuerza y el desarrollo muscular, se consiga una mejora motriz y funcional. La certificación consta de 6 módulos que pueden ser realizados de forma independiente o en su totalidad.
Prof: Domingo Sánchez.