Es un excelente ejercicio no solo para reforzar glúteos, sino también para conseguir un mayor control sobre la cadera. Es un movimiento que permite multitud de variables progresivas para cada objetivo.