Construir una mesa con tu cuerpo es un gran ejercicio para el core. Descubre sus beneficios y variaciones.

Parece sencillo, pero lo cierto es que este ejercicio requiere mucho más control que el que a priori pudiera parecer. No es tan solo una activación de los músculos de la pared abdominal, sino también requiere (y es aquí donde está el beneficio) un control sobre la cadera para mantener la posición neutra ante el reto de eliminar el apoyo de las rodillas.

Elevar unos centímetros las rodillas manteniendo la estabilidad de la columna con sus curvas naturales, incluida la región lumbar. No es cuestión de elevar el cuerpo perdiendo las curvas naturales ya sea por una sobre activación o por una falta de fuerza. Este ejercicio realizado con el control conseguirá mejorar la fuerza en los músculos de la pared abdominal pero también inculcar un patrón postural mucho más correcto y trasferible a ejercicios más generales realizados de pie como puede ser un press horizontal o vertical.

No hay que olvidar la activación que requiere también la cintura escapular para evitar las “escapulas aladas” por una falta de activación del serrato anterior. Al igual que en la cadera, no se debe realizar tampoco una sobreactivación separando las escapulas, lo ideal es mantener un control neutro en una zona media pero manteniendo las escápulas pegadas a la parrilla costal.

Como ves no es tan sencillo como parece. El realizarlo piensa como si tu espalda fuera una mesa donde hay objetos colocados, un movimiento brusco o una flexión o extensión caería los objetos, pero un movimiento lento, controlado y estable conseguirá un movimiento con el beneficio deseado; fuerza y control.

Observa en este vídeo como justo antes de elevar las rodillas se produce una activación de la cintura escapular y pared abdominal para mantener la estabilidad al eliminar las rodillas del apoyo. Mantenlo un instante y vuelve a repetir, el objetivo no es mantener la posición estática, sino retarla y conseguirla activando una y otra vez al mecanismo estabilizador.

 

 

 

Compártelo!