El comienzo de una nueva temporada siempre suele ser una fecha señalada para proponernos cambios, uno de ellos suele ser apuntarnos al gimnasio y ponernos a dieta. Cierto es que también suelen ser los que mas fallan. En muchos casos por una mala gestión de nuestros hábitos cotidianos.